domingo, 8 de mayo de 2011

La sutileza hecha clima y ritmo



Un día, mi hermano trae dos simples (sencillos de vinilo de la época, que contenían un tema en cada uno de sus dos lados).

Mujer de Magia negra - Samba pa’ti - Oye como va - Incidente en Neshabur, eran los cuatro temas que a partir de ese día, no me cansé de escuchar. No solo yo, el mundo! Los primeros claro, fueron archiconocidos, pero el cuarto, me era ya familiar porque lo utilizaban de cortina en un noticiero de la época que se llamaba: “El Reporter Esso” Y cabe comentarlo, en ese entonces, los locutores de éstos noticieros, Repetto -en éste caso- o Galloso, daban las noticias en forma neutral, con voz y expresividad parcas; sin ningún titular “de novela” que anticipe la noticia; lejos ese énfasis tendencioso de los locutores de Telenoche y TN (con perdón por mencionarlos).

En tanto, fui teniendo en mis manos los que iban a ser los tres primeros álbumes de esa gran banda que llevaba el apellido de su mentor: Santana.
Y cómo sonaban, por favor!

Pero un día editan el cuarto y señores;
llegó la sutileza, lo más fino del estilo, que hubieron alcanzado. Les dejo la primera parte del que es -para mi- uno de los mejores álbumes de la música contemporánea.
Fatalmente, después de ésta joya, Santana ya nunca volvería a ser el mismo.









.

7 comentarios:

  1. Coincido.... Discazo!!! Confluyen el Rock, el Jazz, el afro, ritmos latinos... lo que pasa es que no fue de lo más vendido, entonces para las masas pasó un poco de largo, pero es un longplaysazo de acá a la luna!
    saludos!

    ResponderEliminar
  2. a propósito de lo de Chabuca, acá le posteé uno de los temas que le decía.
    http://larabiencontro.blogspot.com/2011/05/cardo-o-ceniza-chabuca.html
    Obvio que si le interesa lo puede postear, yo creo que le va con el aire del blog, pero es una apreciación mía y el blog es suyo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Larabi; me voy a poner a tono con Chabuca porque no juno de su música.
    (viste lo que es Caravanserai!).

    ResponderEliminar
  4. Vio que bueno, María Cristina.

    ResponderEliminar
  5. qué descubrimiento cuando escuché Santana por primera vez, más o menos en la misma época que vos... apagaba la luz del comedor, cerraba la puerta y escuchaba esa magia saliendo del tocadiscos... mientras mi vieja resongaba en la cocina, abrazo

    ResponderEliminar
  6. jaja; es verdad, las viejas se tuvieron que acostumbrar al batifondo -o se encerraban-. Y ni hablemos de cuando poníamos un Zeppelin.
    Abrazo.

    ResponderEliminar